martes, 7 de mayo de 2019

Las leyes del reino: la milla extra Día 6

plan-image

Te permite dejar de ser esclavo


Haces la primera milla bajo un espíritu de esclavitud, por obligación, alguien que está obligado hacer algo, está viviendo como un esclavo, esclavo de un sistema, esclavo de una forma de pensar, que te obliga a cumplir con ciertas normas, pero haces la milla extra porque eres libre. Solamente cuando eres libre puedes caminar la otra milla, cuando eres esclavo simplemente vas hacer lo que a ti se te ha demando, porque los esclavos solamente obedecen, no toman decisiones por sí mismos, todas las dimensiones de la vida tienen leyes, la cultura, el trabajo, los sistemas, la escuela, tienen leyes, cuando vives bajo esas leyes, vives en la dimisión de esclavitud, cuando vas más allá eres libre. Somos libres, el Espíritu de Dios nos habilita para vivir en libertad, para hacer cosas que otras personas no pueden hacer, porque no tienen la capacidad interna de hacer lo que tú y yo somos llamados a hacer.

Te da una plataforma para ser escuchado

Solamente se desarrolla cuando caminas la milla extra. Por ejemplo, el soldado te ordena que cargues por una milla algo determinado, la persona va y toma la carga y camina una milla, mientras esa persona está obedeciendo al soldado para caminar solamente una milla, no tiene derecho de hablar con el soldado, el soldado lo ignora, siente que tiene autoridad sobre él, el soldado siente que es superior a él. Pero cuando esa persona siguió caminando la segunda milla, abrió una puerta, porque el soldado ahora va a querer escuchar porqué esta persona camina una milla con él cuando no está obligado a hacerlo. En ese momento las cosas se invierten, la persona que está llevando la carga comienza a hablar, el soldado hace silencio y dice, espera esto nunca lo he visto, cuéntame ¿cómo?, ¿por qué lo haces?, ¿de dónde sacaste estas ideas?  Esa persona tendría el derecho de decirle absolutamente cualquier cosa y el soldado lo va a oír. 

¿Tiene sentido?, ¿no lo harías tú? ¿Por qué esta persona está haciendo esto?, todo lo que diga será oído. Cuando caminamos la milla extra, en las diferentes dimensiones de nuestra vida, tomamos el derecho que la gente nos escuche, porque mientras estas trabajando horas que te dijeron que realizaras, tienes que trabajar, no puedes testificar, no puedes decir nada de Dios; pero si te vas a quedar otras horas y no las vas a cobrar, esas dos horas yo voy a hablar, tengo el derecho de ser escuchado, me van a oír, la milla extra nos da la plataforma para ser escuchados. 

Es por eso que a veces no somos testigos fieles, porque queremos testificar en nuestras horas de trabajo, en el tiempo que se nos está pagando para producir para una empresa, queremos tomarlo para compartir. Solamente en la milla extra tenemos el derecho de hablar, ¿puedes andar la milla extra, tendrás la capacidad para hacerlo? 1 Corintios 4:20 dice que sí, porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder. Muchos piensan que este versículo y otros que hablan de poder, significa para unos poder político, para otros poder sobre los demás o poder para obrar milagros; pero no, no significa ninguna de esta cosas, significa poder para manifestar las normas y las leyes del reino que producen una vida extraordinaria y sobrenatural.
1 Corintios 4:20
20Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total