lunes, 13 de mayo de 2019

El propósito eterno y los hijos de Dios Día 2

plan-image


Dios nos hizo con propósito


2. Predicar el evangelio eterno 

El evangelio que hemos creído es el poder de Dios para producir salvación, no es el esfuerzo humano para alcanzarlo a Él. El evangelio es el poder de Dios, por eso no nos avergonzamos de él. El evangelio que avergüenza es el que depende del esfuerzo del hombre para tratar de alcanzar el favor de Dios, ese mensaje termina avergonzando y ridiculizando. El evangelio es el poder de Dios a pesar de nosotros mismos, de aquello que pensamos y de que éramos enemigos de Él en nuestra mente.

La salvación que tengo es eterna, no se pierde, yo fui predestinado; no sé si te sientas del mismo modo, pero hasta que no lo veas así, no entenderás la realidad de la vida en el Espíritu.

Hay personas que viven con temor de perder la salvación. Pierden su relación con Dios, o tienen temor de terminar perdidos, porque no saben que son predeterminados para esta salvación. Predestinación no es una doctrina, sino una revelación, es algo que sabes, y hasta que no lo tienes, no vives seguro. En el diccionario, destino es un lugar adonde uno va o se dirige, otra acepción es el uso o función que se da a una cosa. Los diseñadores del último teléfono inteligente lo predestinaron, el que pensó en él no empezó a ver que salía, sino quería algo y en base a un modelo final que deseaba, empezó un diseño definido. 

Dios no creó al hombre para ver que salía, el hombre ya estaba en el pensamiento de Él antes que existiera. Dios nos predestinó, cuando nos creó, Él sabía qué quería como producto final y que debía pasarlo por diferentes etapas para el resultado. El producto final eran los hombres de la iglesia que iban a llevar a cabo su propósito eterno. Eres exactamente lo que Dios pensó como producto final, lo que Él siempre quiso. 

Un objeto se puede utilizar para un propósito que no fue predestinado, pero se va a dañar. El hombre fue predestinado para ser adoptado como hijo de Dios y cuando no opera, vive y funciona de ese modo, se quiebra y rompe, ¿por qué? Porque fue predestinado para una cosa que no está haciendo. El hombre fue predestinado para ser un hijo, si no lo es, no va a funcionar por más humanismo, conocimiento o ciencia que se ponga. El hombre funciona cuando encuentra y realiza la función para la cual fue predestinado por el Creador, que es ser un hijo de Dios.

Romanos 1:16
16Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.
El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.
Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, y se puede usar solamente bajo licencia.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total