domingo, 12 de mayo de 2019

El propósito eterno y los hijos de Dios Día 1

plan-image


El propósito eterno y su manifestación


Se conceptualiza como la voluntad amorosa del Padre de hacerse conocer a través del Hijo, impartiéndose en la iglesia, para que Él sea el todo en todo. El origen del propósito eterno, nace de la voluntad de Dios, pero también de su amor. El punto central del propósito eterno es hacerse conocer por medio de su Hijo. El medio por el cual el propósito eterno se da a conocer en la tierra, es la iglesia. Por lo tanto, el resultado del propósito eterno es que el Hijo sea todo en todos.

La actividad principal de la iglesia es manifestar al Hijo, hasta que sea todo en todos. La iglesia no son aquellos que tienen un llamado específico a una de las cinco gracias ministeriales, sino la actividad a ejercer es de todos los hijos de Dios. Entonces, la actividad de un hijo de Dios, debe ser manifestar la vida de Cristo en su entorno, hasta que en su entorno, Cristo sea todo en todos.

Esto cambia la perspectiva en el mundo como hijo de Dios, no estás aquí solo porque Cristo te quería salvar, eso es el medio para llevar a cabo el propósito eterno. Dios te salvó para que como hijo de Dios, manifiestes la vida de Cristo. La vida del Hijo tiene una relevancia, importancia y da sentido a nuestra existencia en este mundo. No importa la función o a qué específicamente te dediques, todos tenemos la manifestación del propósito eterno. 

Para llevar a cabo esto correctamente tienen que haber ciertas dinámicas y conocimiento para poder cumplir con mi misión como hijo de Dios.

¿Cómo lo podemos manifestar?


1. Operar con una consciencia de lo eterno 

Debemos vivir entendiendo que fuimos destinados para esta gracia, porque al no entenderlo vivimos como un visitante o en un ambiente religioso, sin encontrar sentido a la existencia. Si fui predestinado por Dios, es porque tengo un propósito que es de Él, que es el eterno.

En el Antiguo Pacto Dios nunca eligió a alguien para que fuera un adorno en el templo, todo elegido era predestinado para una causa específica. Moisés fue predestinado desde el vientre de su madre para liberar al pueblo de Israel, cuando era un niño las circunstancias de la vida debían guardarlo porque había un destino, todo lo que pasó fue usado por Dios para la libertad de la nación.

Debes tener claridad de la función para la cual Dios te alcanzó y entender que si eres predestinado, tu propósito está en lo eterno del Padre, no eres parte de un sistema, sino un elegido, por lo cual tu comunión con Él es segura. No caminas por lo que sientes, sino por el entendimiento que fuiste predestinado para vivir en el propósito. La comunión con Dios está sustentada en lo que Él es, no en eso que hago, o soy, porque si está basada en mi esfuerzo será muy débil.
Efesios 3:11
11conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor,

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total