miércoles, 3 de abril de 2019

Hombres a prueba de tormentas Día 2

plan-image

Intimidad con el Señor


¿Es posible experimentar la pureza? Si no creo que es posible, igual perderé la batalla. Muchas veces, nos sentimos abrumados y dominados por la tentación. Pero la Palabra de Dios responde enfáticamente, ¡sí, usted puede experimentar pureza! Pablo escribió, «Anda por el espíritu, y no llevará a cabo los deseos de la carne». Él no dice será fácil, automático o sin errores, pero la Biblia dice ¡Es posible! Así que, ¿cómo lo experimento? ¿Qué necesito saber? ¿Qué tengo que hacer? ¿Cómo lo hago? ¿Qué hago con mis pensamientos cotidianos? ¿Qué hacer cuando la tentación me enfrenta? Ese es el propósito de este plan. Dar herramientas bíblicas y prácticas para ayudarle a experimentar la pureza sexual. ¿Lo desea? Solo usted puede responder a esto. ¿Es posible? De acuerdo a la Palabra de Dios, ¡sí!

La tercera pregunta viene a mi mente antes de que podamos contestar el «cómo». Si tenemos una respuesta equivocada aquí, lo intentaremos con un mal enfoque, lo cual aborda el problema equivocado. Y esa pregunta es, ¿qué cree que piensa Dios de usted? Aclaro no pregunté, ¿Qué piensa Dios de nosotros? Sino más bien, ¿qué pensamos que Él piensa? La respuesta a estas dos preguntas podría ser diferente.

Dios me ve como su hijo adoptivo, reconoce mi pecado, pero me anima a caminar recto. Puede utilizar la disciplina divina como un acto de amor para corregirme cuando sea necesario, pero esa no es su respuesta habitual. Esta visión se centra en mi posición en Cristo, pero también reconoce que Dios no hace caso omiso de mi pecado. ¡Estoy convencido de esto! En el corazón de esta visión es una comprensión del Evangelio y de lo que Dios ha hecho a nuestro favor cuando creemos. En primer lugar, ¿Qué se requiere para la salvación?

Así pues, somos salvos solo creyendo en Jesucristo como Aquel que murió por nuestros pecados y resucitó de los muertos, que da vida eterna a todos los que creen en Él. Esta salvación inicial no tiene compromisos u obligaciones - es decir, nuestras obras no son necesarias para obtener, mantener o probar nuestra salvación. El momento que somos salvos, Dios cambia nuestra posición delante de Él para siempre. En el libro de Efesios, Pablo describe la obra de la Trinidad con respecto a nuestra salvación. Pablo habla sobre,


  • La adopción como hijos por medio de Jesucristo 

  • Nuestra redención por su sangre 

  • El perdón de nuestros pecados 

  • Ser sellados en Él, con el Espíritu Santo de la promesa

Gálatas 5:16
16Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

Efesios 1:3-14
3Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 6para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, 7en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecadosCol. 1.14. según las riquezas de su gracia, 8que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, 9dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, 10de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.
11En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, 12a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. 13En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, 14que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total