martes, 2 de abril de 2019

Hombres a prueba de tormentas Día 1

plan-image

En medio de la tormenta


¿Ha visto esos globos de diálogo de historietas que muestran lo que están pensando los personajes? Imagínese sentado en la iglesia un domingo por la mañana y sobre la cabeza de cada hombre en el servicio, un globo de diálogo aparece repentinamente. La gente puede leer todos estos pensamientos diferentes:


  • Cuando salgo en un viaje de negocios, veo películas «para adultos» en el hotel 

  • Me encanta mirar mujeres, sobre todo cuando estoy en la playa 

  • Estoy casado, pero fantaseo acerca de cómo se vería Susy desnuda en la cama 

  • Busco sitios de pornografía en internet regularmente

  • Me masturbo cada mañana 

  • Estoy teniendo una relación fuera del matrimonio

Es un alivio que la gente no pueda ver realmente lo que estamos pensando. Los hombres luchan con la pureza sexual, y los cristianos no son la excepción. De hecho, ¡la mayoría lucha con eso de alguna manera! A veces, la tentación sexual se siente como una tormenta muy intensa para resistir. Lo más probable es que no necesita una narrativa de esta tormenta. De hecho, creo que usted o alguien cercano a usted, está en medio de la tormenta y quiere algo de ayuda. De lo contrario, ¿por qué empezar un plan sobre pureza sexual? Antes de comenzar, permítame hacerle cuatro preguntas cruciales:

1. ¿Desea experimentar la pureza? 

2. ¿Es posible experimentar la pureza? 

3. ¿Qué cree que piensa Dios de usted? 

4. Si es posible, ¿cómo puede experimentar pureza en el mundo?

La respuesta a la primera pregunta debe provenir de su corazón. No hay libro, consejería o programa que pueda hacer que una persona «quiera» experimentar la pureza o cualquier otro principio bíblico. Tales herramientas pueden ayudar a motivarnos a querer, o comprender mejor el valor de la misma, pero no proporcionan el «deseo de experimentarla». ¿Queremos vivir como Dios desea que vivamos, incluso en aquellos tiempos cuando nuestros «sí quiero» es débil? Tenemos que empezar aquí. De alguna manera, solo si «queremos» tendremos alguna esperanza de consistentemente «elegir» hacerlo. Concedido, aunque la respuesta es sí, los «sí quiero» a veces son descarrilados por otros pensamientos, pero si la respuesta a, «¿desea?» es «no», el resto de la historia no importa mucho.

¿Por lo tanto, debe abandonar este plan si el «sí quiero» no existe? ¡Absolutamente no! Nuestros «sí quiero» deben fluir desde el corazón, pero tal vez leyendo lo que viene a continuación le ayudará a cambiar su corazón al ver el valor de honrar a Dios y experimentar la pureza. Es válido iniciar el proceso porque es «necesario», pero tenemos que ser conscientes que sin el «sí quiero» el éxito a largo plazo pueda eludirnos.
Proverbios 3:5-6
5Fíate de Jehová de todo tu corazón,
Y no te apoyes en tu propia prudencia.
6Reconócelo en todos tus caminos,
Y él enderezará tus veredas.

Filipenses 2:13
13porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total