miércoles, 20 de marzo de 2019

El Corazón De Un Guerrero Día 11

plan-image

Entrenamiento avanzado 

Entrenar es esencial para el aprendiz de Jesús. 

“Los que se preparan para competir en un deporte, dejan de hacer todo lo que pueda perjudicarlos [se disciplina y se controla en todo]. ¡Y lo hacen para ganarse un premio [una corona] que no dura mucho! Nosotros, en cambio, lo hacemos para recibir un premio [una corona] que dura para siempre.” 1 Corintios 9:25 TLA (entre paréntesis añadida) 

Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor. Efesios 6:4 NVI 

En cambio, el alimento sólido es para los adultos, para los que tienen la capacidad de distinguir entre lo bueno y lo malo, pues han ejercitado su facultad de percepción espiritual. Hebreos 5:14 

NVI Es verdad que el ejercicio físico ayuda a que todo el cuerpo esté sano, pero es mucho mejor esforzarse por confiar cada vez más en Dios, porque nos hace bien aquí en la tierra y también nos servirá cuando vivamos en el cielo. 1 Timoteo 4:8 TLA

Me pregunto cuántos momentos de entrenamiento he calificado erróneamente como inconveniente, castigo, mala suerte, mi culpa o la culpa de otros. Estoy convencido de que Jesús quiere redimir todos esos momentos. Aprender cómo extraer lo mejor de los momentos de entrenamiento toma su tiempo. Un día no sabes cómo, al día siguiente, sí. Cada día que abre paso a lo nuevo, importa. Es con el tiempo que el entrenamiento da resultados. Hubo un tiempo en el que no entendía qué pretendía Dios en mi jornada de entrenamiento. Pensaba que se trataba más de vigilarme, de esperar a que cruzara el límite para que administrar su castigo. Esta creencia falsa tenía un gran poder en mi vida. Fue un evangelio falso centrado en el pecado y el castigo. Esa forma de pensar no favorece a la intimidad ni a una buena versión de uno mismo. 

Bajo ese viejo sistema de creencias, cuando surgían dificultades o inconvenientes en mi vida estaba convencido de que Dios los estaba usando para castigarme o vengarse. Ahora todo lo veo como entrenamiento. Si entiendes el corazón del Padre y cuál es su objetivo con tu corazón, entonces vas a entender para qué te está preparando y entrenando. Para ¡MÁS! Es por eso que el arte de vivir curioso es de tanta ayuda para el guerrero en entrenamiento. Presentando nuestras preguntas a Dios en oración lo establece en su legítimo lugar de Maestro y a nosotros en el lugar más seguro, el de estudiante. Si Dios va llegar a ser más y hacer más en tu vida, entonces es de vital importancia que tenga mayor acceso a tu corazón. Vivir descuidando el corazón e ignorando la Narrativa Épica y cómo ésta funciona es una garantía de ser víctima mortal, no guerrero. 

Para renovar tu corazón, Jesús tendrá que revisar tu sistema de creencias. Lo que ves, lo que escuchas y concluyes… lo que crees en todas y cada una situación importa… ¡Porque tiene autoridad sobre tu vida! 

Pero está bien. ¡Sólo espera los resultados! Un guerrero no se impone por violencia , ni oblig a cambio en otros . Él solo ofrece lo que es y lo que sabe: una posibilidad peligrosa porque nunca sabes cómo otro portador de la imagen de Dios puede responder. Nunca sabes quién está a favor o en contra de un hombre con un corazón afirmado. Jesús no los ganó a todos, tampoco lo harás tú. La pregunta para un hombre orientado es la siguiente: 

¿Cómo vivirás, sabiendo lo que sabes, entre personas que lo ignoran? 

La respuesta es vivir con paciencia, con amabilidad, siendo generoso, cariñoso y resoluto. Este es el ejemplo de Jesús y es la vida que nos invita a compartir.

S. Lucas 4:13
13Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo.
1 Corintios 13:11
11Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.








Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total