lunes, 25 de marzo de 2019

Aprendiendo Disciplina Espiritual Dia 2

plan-image


LA DISCIPLINA ESPIRITUAL DE LA MEDITACIÓN 



HABLANDO CON DIOS 

Agradezca a Dios por el poder de Su Palabra. Pídale que le ayude a mantenerse enfocado en 

Su Palabra a lo largo del día para que pueda ser más como Jesús. 



SUMERGIÉNDOSE 

Ponga un plato de pasabocas. Dé permiso a todos para tomarlos, siempre que sigan una regla importante: Cada bocado de comida debe ser masticado al menos 20 veces. Luego de que cada persona termine un bocado invítelo a describir en detalle los diferentes sabores y texturas experimentados. 



PROFUNDIZANDO 

A veces la gente dice: "Lo tengo que masticar ", lo que significa: "Tengo que pensar en eso por un tiempo". Cuando meditamos en las Escrituras, nos tomamos el tiempo de pensar en ellas y "masticarlas". Si comiéramos nuestra comida sin masticarla, difícilmente podríamos saborearla. Mientras más masticamos, más disfrutamos del sabor y ganamos fuerza. Lo mismo sucede con la Palabra de Dios. Cuando nos tomamos el tiempo para pensar en lo que significa y cómo podemos usarla en nuestras vidas, nos beneficiamos mucho más que si solo la leyéramos y nunca volviéramos a pensar en ella nuevamente. Romanos 12:2 dice que cambiamos nuestras vidas renovando nuestra mente, o al cambiar la forma en que pensamos acerca de las cosas. Podemos aprender a pensar como Dios al meditar en Su Palabra. 



HABLANDO UNOS CON OTROS

- ¿En qué cosas piensa la mayor parte del tiempo? 

- ¿Cómo podría cambiar su vida si pasara más tiempo pensando en la Palabra de Dios? 

- ¿En cuál pasaje de las Escrituras le gustaría empezar a meditar?

Josué 1:8
8Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total