jueves, 10 de enero de 2019

Orar es pasar tiempo con Jesús Día 2

plan-image

¿Cómo impactar a otros?


Revisemos de nuevo el libro de Hechos: Los gobernantes, al ver la osadía con que hablaban Pedro y Juan, y al darse cuenta que eran gente sin estudios ni preparación, quedaron asombrados y reconocieron que habían estado con Jesús.

El mismo versículo, en la Biblia Pasión dice: Las autoridades estaban impactadas al ver la valentía de Pedro y de Juan, especialmente cuando descubrieron que eran personas ordinarias que nunca habían recibido un entrenamiento religioso. Entonces comprendieron el efecto que Jesús tuvo sobre ellos, simplemente por haber pasado tiempo con Él.

La oración es pasar tiempo con Jesús, así como lo hicieron los discípulos. Ellos caminaron con Jesús, y mientras tanto, hablaban. Cada mañana se daban cuenta de que Jesús salía a un lugar desierto; como dice el Evangelio de Marcos: Muy de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, Jesús se levantó, salió de la casa y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar. Ese es el versículo que Dios quiere dejar en sus mentes.

Lucas nos muestra que Jesús pasó la noche orando, y los discípulos se dieron cuenta de que la oración era muy importante para Jesús. Él mismo dijo que no hacía nada, si no veía al Padre hacerlo. Jesús dijo: El Hijo no puede hacer nada por su propia cuenta; solo hace lo que ve que el Padre hace. Por eso no comenzaba el día sin orar, porque en ese tiempo el Padre mostraba lo que haría a través de Jesús.

Los discípulos al pasar tiempo con Jesús aprendieron a sanar a los enfermos, a echar fuera demonios, y tantas otras cosas, como Él las hacía. En una ocasión, cuando no pudieron echar fuera un demonio, le preguntaron a Jesús: ¿Por qué no pudimos expulsar el demonio? Él mostró el por qué; en este caso les dijo: Porque no tienen fe. Aprendieron a hablar y predicar, viendo y oyendo a Jesús.

Marcos dice: La gente quedó asombrada de su enseñanza, porque lo hacía con verdadera autoridad, algo completamente diferente de lo que hacían los maestros de la ley religiosa. Eso motivó a los demás, por eso: Los gobernantes, al ver la osadía con que hablaban Pedro y Juan, y al darse cuenta de que eran gente sin estudios ni preparación, quedaron asombrados.
S. Lucas 6:12
12En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios.
S.Juan 5:19
19Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.
S. Mateo 17:19
19Viniendo entonces los discípulos a Jesús, aparte, dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera?
S. Marcos 1:22
22Y se admiraban de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.
S. Marcos 1:35
5Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total