miércoles, 9 de enero de 2019

Orar es pasar tiempo con Jesús Día 1

plan-image

¿Cómo inspirar a los demás?


El libro de Hechos dice: Los miembros del Concilio quedaron asombrados cuando vieron el valor de Pedro y de Juan, porque veían que eran hombres comunes sin ninguna preparación especial en las Escrituras. También los identificaron como hombres que habían estado con Jesús.

Orar es simplemente eso, pasar tiempo con Él. Si lo hacemos, ¡veremos resultados! ¿Qué efecto tiene en nuestra vida estar con ciertas personas?

Cuando era niño nos visitaban diferentes tipos de personas que servían a Dios, algunas hablaban de las experiencias que tenían con el Espíritu Santo, las palabras proféticas que Dios les daba y su cumplimiento, y lo que Él hacía en sus vidas, iglesia o nación. ¡Esas conversaciones me marcaron! Las oía emocionado hasta que mi mamá me mandaba a dormir, entonces las seguía escuchando desde mi cuarto porque hacían que me acostara feliz, emocionado y sediento de Dios, ¡esas personas me inspiraron a amarlo! 

Otras personas me generaban envidia, envidia de sus compras y su deseo incontrolable por tener. Con otros me sentía “poca cosa”, acomplejado, que no había hecho nada. Algunos otros me apasionaban por aquello que los apasionaba: el deporte, por ejemplo, o sus viajes o carros; ¡eso me contagiaba! Y definitivamente, hacia algunos solo sentía el deseo de que se fueran porque lo único que hacían era hablar mal, criticar, quejarse de la vida, la iglesia, las predicaciones, la alabanza, los pastores, la ciudad… Cuando ellos estaban era como si apagaran mi luz, a diferencia de los que Dios usó para inspirarme a servirlo, a trabajar en su reino. Precisamente eso fue lo que más me atrajo de mi esposa: ¡siempre que estoy con ella me siento retado a amar a Dios y a expandir su reino!

Ahora… ¡¿qué efecto tiene sobre ti pasar tiempo con algunos y cuál efecto produces tú en los demás?!
Hechos 4:13
13Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús.


Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total