martes, 11 de diciembre de 2018

Libre de la ira y el enojo Día 2

La duda 

¿Cómo podemos tener ira o enojo y no pecar? La Biblia nos habla de la ira santa, la ira de Dios y también tenemos ciertos ejemplos de ella: Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén, y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado

Lamentablemente, la imagen de Jesús en la mayoría de la gente, en la actualidad, es la de un ser débil y contemplativo, sin embargo su amor era tan perfecto, como su justicia. Su mansedumbre no era un sinónimo de inacción, como se ve en el texto anterior. 

¿Qué cosas lo enojaban? Veamos la segunda vez que purificó el Templo de Jerusalén, para encontrar la respuesta. Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones

Con base en esto, ¿qué cosas lo enojaban? Ver lo santo convertido en profano, la adoración transformada en un negocio personal, sin dudas, levantaba su ira. Pero encontramos una clave en el Salmo 97: Los que amáis a Jehová, aborreced el mal; Él guarda las almas de sus santos; de mano de los impíos los libra

Un día, vendrá la ira de Dios sobre este mundo, durante la tribulación y los juicios de Dios sobre la Tierra, serán su expresión manifiesta. Apocalipsis dice que él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero.

Juan 2:13-16
13Estaba cerca la pascuaEx. 12.1-27. de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén, 14y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. 15Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; 16y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.
Mateo 21:12-13
12Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; 13y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada;Is. 56.7. mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.

Salmos 97:10
10Los que amáis a Jehová, aborreced el mal;
Él guarda las almas de sus santos;
De mano de los impíos los libra.

Apocalipsis 14:10
10él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira;Is. 51.17. y será atormentado con fuego y azufreGn. 19.24. delante de los santos ángeles y del Cordero;

Romanos 1:18
18Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total