viernes, 30 de noviembre de 2018

Peregrinos Y Extranjeros Día 7

Priscila y Aquila. Inmigrantes que encontraron Puertas Abiertas (Hechos 18:1-4)
El apóstol Pablo conoció al matrimonio formado por Priscila y Aquila cuando ellos estaban desterrados en Corinto. Lucas nos cuenta que eran del mismo oficio, y que Pablo se quedó a vivir con ellos y trabajaba en su taller, dedicándose los sábados a la evangelización (Hch 18: 1-4). Este matrimonio que había tenido que salir de Roma cuando el emperador Claudio expulsó a los judíos de la capital, vino a ser el núcleo inicial de la gran iglesia de Corinto. Después de año y medio este trío misionero pasó a Éfeso, donde Pablo continuó con su labor apostólica (Hch 18: 18-19). En el siglo primero la persecución y el destierro fueron circunstancias que Dios usó para la siembra de iglesias en el mundo del Imperio Romano. Cuando Pablo escribió su Epístola a los Romanos, Priscila y Aquila estaban de nuevo en Roma y había una iglesia en su casa. En la lista de saludos que Pablo envía a los creyentes en Roma, hace referencia con todo afecto a esa pareja misionera y los describe como “mis colaboradores en Cristo Jesús, que expusieron su vida por mí; a los cuales no sólo yo doy gracias sino también todas las iglesias de los gentiles” (Ro 16: 4).
En la Europa de hoy la migración, voluntaria o forzada, sigue siendo un camino que Dios usa para la extensión de las iglesias. Junto a los misioneros, dedicados por completo a la tarea de anunciar el Evangelio y formar a los nuevos discípulos que van surgiendo, están los millones de misioneros voluntarios que como Priscila y Aquila dedican sus hogares, su tiempo y servicio, y su afecto fraterno, a la extensión del Reino de Dios. Oremos para que el Señor siga despertando vocaciones misioneras y también movilizando para la misión a creyentes comunes y corrientes como Priscila y Aquila. Dios ha permitido que su historia aparezca en los libros de Hechos y Romanos para que hoy podamos seguir su ejemplo.
Samuel Escobar
Motivos de gratitud:
· Señor, estamos agradecidos por tu hilos de amor, personas, situaciones, obstáculos, etc. En todos ellos tu amor ha sido el motor 
· Gracias por las circunstancias que pasamos, fáciles o difíciles, porque todo nos lleva a bien, Romanos 8.28 
· Gracias por los hermanos que han rendido sus vidas a tus pies
Confesión:
· Lamentamos no tener una perspectiva más eterna de la vida para encajar todo lo que acontece como algo que tu vas a usar para bien.
· Te pedimos perdón por no aprovechar de forma óptima las circunstancias actuales de migraciones en Europa para hacer avanzar tu reino.
· Perdón, Señor, por no poner todo lo que somos y tenemos a tu servicio.
Peticiones:
· Por cada uno de los misioneros que están empleando sus vidas para el reino De Dios. 
· Que en el lugar donde Dios nos ha puesto podamos ser misioneros y dediquemos nuestros hogares, tiempo, servicio y afecto fraterno a la extensión del Reino De Dios. 
· Que el Señor siga despertando vocaciones misioneras y también movilizando para la misión a creyentes comunes y corrientes como Priscila y Aquila. 

Hechos 18:1-4
1Pablo salió de Atenas y se fue a la ciudad de Corinto. 2Allí encontró a un judío llamado Áquila, que era de la región de Ponto. Hacía poco tiempo que Áquila y su esposa Priscila habían salido de Italia, pues Claudio, el emperador de Roma, había ordenado que todos los judíos salieran del país. Pablo fue a visitar a Áquila y a Priscila, 3y al ver que ellos se dedicaban a fabricar tiendas de campaña, se quedó a trabajar con ellos, pues también él sabía cómo hacerlas.
4Todos los sábados Pablo iba a la sinagoga, y hablaba con judíos y griegos para tratar de convencerlos de hacerse seguidores de Jesús.

Romanos 16:3-4
3Les mando saludos a Priscila y a Áquila, que han trabajado conmigo sirviendo a Jesucristo. 4Por ayudarme, pusieron en peligro sus vidas, así que les estoy muy agradecido, como lo están las iglesias de los cristianos no judíos.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total