martes, 25 de septiembre de 2018

Crecer en el concimiento de Cristo Día 5

La paz se mantiene por la obediencia



Aunque la paz empieza con la justificación, se mantiene por la obediencia. Cuando el evangelio penetra en el corazón del creyente, uno de sus frutos principales es la paz; que es esa tranquilidad de mente que surge de saberse aceptado por Dios, implica tanto una paz subjetiva, como una paz objetiva.


La «paz con Dios», que se declara en Romanos 5, es fundamentalmente una paz judicial, es lo que Cristo hizo por su pueblo, y es mediante la fe, que se transmite una respuesta a la conciencia, que tiene que ver con nuestra unidad con Dios. Tendremos la paz de Dios en nuestro interior, en la medida que nuestra fe descanse sobre la paz hecha con Dios, por medio de la sangre de Cristo.


En Cristo y por medio de Cristo, Dios está en paz con los creyentes, y el efecto gratificante que produce en nuestros corazones, es una experiencia de «justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo». Sin embargo, no es posible disfrutar o recibir estas bendiciones, si primero no nos rendimos al señorío de Cristo; y, tomamos en amor sobre nosotros, el yugo de la obediencia que el Señor nos pide.


Por eso, es correcto que Pablo pida: «Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo», ya que esta es la clase de paz, que se convierte como un árbitro, que juzga las decisiones del pensamiento y las emociones del corazón de los creyentes. Esta paz, es el fruto de la seguridad que nos da la Escritura, respecto al favor y providencia de Dios, la cual, a su vez, se mantiene mediante una constante comunión con Dios en obediencia a sus mandamientos.


También, es paz con nosotros mismos; pues estamos en paz con nosotros mismos cuando somos libres de la conciencia de pecado que nos acusa; nuestros afectos y voluntad se someten a la iluminación del Espíritu. Además, incluye armonía y unidad con nuestros hermanos en Cristo. Qué ejemplo tan excelente nos dejó la iglesia primera: «Todos los creyentes eran de un solo sentir y pensar».


La gracia y la paz son abundantes


La gracia y la paz, son la herencia actual del pueblo de Dios, y Pedro quería que las disfrutaran en gran cantidad, mucho más que un simple gustar de ellas una sola vez. La solicitud apostólica es que «crezcan en la gracia», y «que sean llenos de paz».


Con estas palabras, Pedro pide a Dios que los asista con muestras mayores y más generosas de su bondad, no solamente ora que Dios conceda medidas más y más grandes de su gracia y su paz, sino que también, aumente grandemente la escasa capacidad que tienen para comprender lo que Dios había hecho por ellos.


Romanos 5:1
1Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;

Colosenses 1:20
20y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Romanos 14:17
17porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.

Mateo 11:29-30
29Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;Jer. 6.16. 30porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Colosenses 3:15
15Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

Romanos 5:5-6
5y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
6Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.

Hechos 4:32
32Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.

Romanos 15:13
13Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018
Iglesia El Poder del Evangelio