domingo, 26 de agosto de 2018

Dios concede los deseos de tu corazon...


Esta es una revelación del Pastor Dante Gebel la cual me gusta mucho porque me paso a mi al igual que esta historia que el relata según aparece en la biblia.


Mateo 20:29-22:33 Traducción en lenguaje actual (TLA)
29 Cuando Jesús salió de la ciudad de Jericó en compañía de sus discípulos, mucha gente lo siguió. 30 Junto al camino estaban sentados dos ciegos. Cuando oyeron que Jesús iba pasando, comenzaron a gritar: «¡Señor, tú que eres el Mesías, ten compasión de nosotros y ayúdanos!»
31 La gente comenzó a reprender a los ciegos para que se callaran, pero ellos gritaron con más fuerza todavía: «¡Señor, tú que eres el Mesías, ten compasión de nosotros y ayúdanos!»
32 Entonces Jesús se detuvo, llamó a los ciegos y les preguntó:
—¿Qué quieren que haga por ustedes?
33 Ellos le respondieron:
—Señor, haz que podamos ver de nuevo.
34 Jesús tuvo compasión de ellos, y les tocó los ojos. En ese mismo instante, los ciegos pudieron ver de nuevo y siguieron a Jesús.

Note Que Jesús les pregunta ¿Qué quieren que haga por ustedes?, ¿no les parece que esta pregunta es innecesaria? De verdad el Señor no sabia que eran ciegos, si el conoce los pensamientos, pero lo que sucede aqui es que Jesús no hará nada si ellos no tiene claro que es lo que quieren que el Señor les haga.

¿Que quieren, que necesitas? y los ciegos responden atinadamente, Señor, haz que podamos ver de nuevo.
34 Jesús tuvo compasión de ellos, y les tocó los ojos. En ese mismo instante, los ciegos pudieron ver de nuevo y siguieron a Jesús.

Vamos a considerar que los ciegos por un momento en ves de decir que querían recuperar la vista ellos hubieran dicho, este, no te queremos molestar mucho, nos enteramos que antes de ser Mesías eras carpintero, nos fabricarías un bastón blanco uno para cada uno, porque es que en estos tiempos no se consiguen, son caros, no tenemos acceso a una carpintería. Nos dijeron que eres un Dios misericordioso.

Ustedes dirán, como van a pedir una cosa así. al creador del cielo y de la tierra. al que nos formo del polvo de la tierra.

Pero ahora te pregunto, cuantas veces el Señor te ha dicho, que ¿quieres que haga por ti ? y con falsa humildad pediste un bastón en ves de vista, en cuantas ocasiones muchos vamos caminando ciegos porque pedimos un bastón en ves de vista.

Si cuando la pregunta de Dios llega no sabes lo que quieres, lo mas probable es que te pases la vida con un bastón. Llámalo, falsa humildad, poca expectativa, no creer que Dios es grande, timidez si se quiere, no se. Nos pasa en la vida que el Señor nos hace esa pregunta, el salmista dice: Salmos 37:4 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
4 Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Ahora para esto hay que conocer el corazón, que ¿desea tu corazón? porque sino conoces tu corazón, como el te va a conceder los deseos de tu corazón. Debes mirarte en el espejo, analizar y decir esto es lo que quiero, esto es lo que no quiero, ese poder de enfoque es lo que hace la diferencia entre caminar con bastón y los que andan con la vista recuperada.

Cuando Dios me hizo esa pregunta, yo dije, bueno Señor un trabajo aunque sea barriendo que yo me las ingenio para salir adelante, y es lo que pedí y lo que estoy viviendo. ahora me pregunto porque no pedí ser presidente de una compañía jejeje.

El error de nosotros es caer en eso de decir bueno, yo no pido mucho, no quiero pedir cosa grande porque a ver si pido una casa y después los invconversos ven que Dios no me la da, como va a quedar Dios. Dios no necesita que nosotros le cuidemos el testimonio a él. Somos nosotros que elegimos tener una vida pequeña y si elegimos una vida pequeña ¿para que necesitamos un gran Dios?. Si necesitas un Dios grande es porque vas a pedir algo que sino fuera por la intervención sobrenatural no lo vas a lograr. Aquí viene la pregunta. ¿Que quieres que Dios haga por ti?
Yo ya me respondí esa pregunta...

Ahora ustedes dirán, hay gente que elige bastones? no creerán dice Dante Gebel, no creerán cuanta gente le encanta dar lastima, le encanta siempre depender de otros, le encanta preguntar todo lo que el gobierno da gratis para no perderse nada, ¿que dan por ser viudo? pero no eres viudo, ah pero puedo llegar a ser.

Hay gente que se come todos los recursos, porque le gusta vivir con bastones, no le gusta dar, no le gusta sembrar, son de los que siempre van recogiendo las migajas, ni siquiera las cosechas, las migajas de las cosechas ajenas, es un estilo de vida, una manera miserable de vivir y un día les llega dinero y sin embargo siguen siendo miserables en su manera de pensar. Cuando uno vive con ese desdén, la vida le va pasando y así como le pasan cosas malas los infortunios, también cree ambiciona que un día le va a pasar algo lindo, son la gente que dice, estoy orando, quien sabe tal ves tenga un tío rico que se muere y me deja una herencia. Estoy orando para sacarme el gordo de navidad. Si ese fuera el caso la biblia diría mira que te mando a que tengas suerte. nooo. Dice, mira que te mando que te esfuerces y seas valiente. he aqui que tu esfuerzo es lo que abre las puertas.,

La vida no te cambia, uno cambia la vida, por eso es determinante que si el Señor nos pregunta. ¿Que quieres que haga por ti? la respuesta sea inmediata. Esto es lo que yo quiero, porque si no sabes lo que quieres llegar a ser, llegaras a ser alguien que nunca quisiste ser. No te va a gustar la persona en lo que te estas convirtiendo. entonces vas a estar viviendo algo que no querías en realidad. Como dijo alguien sino trabajas por tu sueño, alguien te va a terminar pagando para que trabajes por los suyos.

Hebreos 4:16 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Acerquémonos confiadamente, confiadamente no es cuando tu mama te decía con la chancleta en la mano, mijo pasa que no te voy a pegar, ma pero, pasa que no te voy a pegar, pero ma, que paséis sino queréis que te arranque la cabeza, uno pasaba y suas el chancletazo. no, no el Señor dice así yo no soy, acércate confiadamente al trono de la gracia, al trono, saben lo que es eso, pasen al palacio de la reina de Inglaterra y traten de llegar al trono a ver que les va a pasar.

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. Osea que si no vas estas conformándote con el bastón, pide la vista. Es el momento de reconocer que Dios es grande, más grande que tus problemas y que cualquier cosa, no me digas lo grande de tus problemas, dile a tus problemas lo grande que es Dios.


Dante Gebel #571 | Necesito un bastón

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018
Iglesia El Poder del Evangelio