domingo, 6 de mayo de 2018

La realidad de nuestra identidad día 6

¿Cuál es la herencia?

Dios nunca se va a cansar de ti. Su amor es eterno, es tardo para la ira y grande en misericordia. No quiere que nadie se pierda, sino que procedan al cambio de mente, al arrepentimiento y a vivir la plenitud de hijos de Dios. Es por eso que como hijos, Dios te dio recursos, la misma herencia de Jesús. Dice la Escritura que el buen padre deja herencia a sus hijos. Él es un buen Padre. Por eso nos ha dejado herencia. Debemos descubrir cuáles son las cosas que nos dio de herencia para disfrutar. 

Cuando escuchas la noticia que eres heredero de alguien, no te quedas sentado sin averiguar lo que heredaste. Quieres saber cuál es tu herencia. Necesitamos descubrir toda la riqueza que nos ha sido dada en Cristo. Por eso, necesitamos escudriñar las Escrituras donde están escondidos en Cristo todos los tesoros y recursos que Dios nos ha dado como hijos. 
Lo que tienes en el espíritu no es obra de ningún hombre. El desarrollo de tu vida espiritual no lo puede hacer ninguna religión. Ninguna religión puede desarrollar la vida del espíritu, solamente Dios lo puede hacer. Ninguna religión puede producir vida en el espíritu de ningún hombre. Todo esto procede de Dios. No es obra de los maestros o de ningún hombre, sino de Dios.

Si la salvación no es obra del hombre, no hay nada que el hombre pueda hacer para obtenerla, si no se gana por las obras, tampoco se mantiene por las obras. Sin embargo, aunque no fuimos salvos por las obras, sí lo fuimos para producir sus obras que son el fruto de su vida en nosotros. No hacemos obras para tratar de ganar el favor de Dios, sino porque tenemos el favor de Dios para producir la obra de Dios, como resultado de su favor en nuestras vidas. 

Por eso todo procede de Dios. El mérito no es del hombre, es de Dios. No es del hombre cuando inicia ni cuando culmina, Cristo es el autor y el consumador de la fe. Cristo es el autor y el actor principal que termina la obra. Qué merito podemos tener, si antes de nacer nos predestinó, en vida nos escogió, al ser sus enemigos nos reconcilió, al no interesarnos en Él nos amó, al huir de Él nos buscó, al estar perdidos nos encontró, al ser culpables Él nos perdonó, al ser pecadores Él nos justificó, al estar corruptos Él nos regeneró, al ser débiles Él nos sustentó. 

2 Corintios 5:18 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;

Efesios 2:8-9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
no por obras, para que nadie se gloríe.

Colosenses 3:24 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

Efesios 1:14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.


Colosenses 1:12 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

12 con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz;

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018
Iglesia El Poder del Evangelio