viernes, 4 de mayo de 2018

La realidad de nuestra identidad día 4

Hemos recibido un espíritu de adopción no un espíritu de esclavitud 

El Espíritu da testimonio a nuestro espíritu. Unos piensan que deben escuchar una voz que diga, tú eres un hijo de Dios. Otros piensan que el Espíritu les va a hacer sentir algo bonito y entonces sientes que eres un hijo de Dios. O que vas a experimentar algo sobrenatural, y que por ese sentimiento, tú dices que eres un hijo de Dios. Pero no es eso lo que dice la Escritura. Cuando no sientes nada, cuando no pasa nada, no quiere decir que no eres un hijo de Dios. No es por el sentir, sino por la fe. La fe precede al alma, a los sentimientos, tiene que ver con el espíritu. Es lo que sucede en la realidad de nuestro espíritu, que ha tocado la realidad del Espíritu de Dios.

Dice Juan en el evangelio, que Jesús dijo a las personas que estaban alrededor, que examinen las Escrituras, es algo que todos los hijos de Dios tenemos que hacer. Porque son ellas las que dan testimonio de Jesús. Por eso debemos examinarlas, leerlas y permitir que Cristo se revele a través de ellas. La Biblia, no es un libro para tener en la sala y como un amuleto que nos de buena suerte. No es para dejarlo abierto en la mesa, para que nos de protección. No. Las Escrituras son para escudriñarlas, para que se nos revele Cristo y entender que somos hijos de Dios. Las Escrituras dicen que fuiste predestinado para ser hijo de Dios, que no fuiste engendrado por carne y sangre. No eres el resultado de una relación sexual de tus padres. Sino que fuiste predestinado para ser hecho un hijo de Dios. En la tierra hay dos tipos de personas, los que saben que fueron predestinados para ser hijos de Dios y los que están perdidos.

El teléfono celular iPhone 6 plus, lo crearon para cumplir ciertas funciones que diseñaron los creadores. Lo diseñaron para ser un teléfono, para comunicar, manejar internet y todo lo que los ingenieros pusieron en él. Fue predestinado para ser un iPhone. Lo puedo usar de muchas maneras, en realidad, para lo que yo quiera si me pertenece. Lo puedo usar para limpiar las llantas de mi auto, porque es mío y puedo hacer con él lo que quiera. Si lo uso así, ¿qué va a pasar con mi iPhone? Se va a destruir. Porque el que lo diseñó no lo predestinó para lavar llantas, sino para un propósito muy diferente. Yo fui predestinado para ser hijo de Dios, el problema es que cuando yo vivo para lo que no fui predestinado, mi vida no funciona.  

Romanos 8:15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!

Juan 5:39 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018
Iglesia El Poder del Evangelio