lunes, 11 de diciembre de 2017

La Sanidad del Espiritu Santo para Lismary Prieto

Mi nombre es Lismary Prieto tengo 35 años de edad, vivo en el sector la Salina del sur, les invito conocer el milagro que Dios hizo en mi.

Yo era una mujer que trabajaba y estudiaba empecé con unos dolores de cabeza horrible luego con dolores de estomago me detectaron una bacteria en el estomago y gastritis de la bacteria me cure pero de la gastritis no. 

Un día estaba tranquila y sentí una sensación extraña en mi cuerpo al rato empecé a notar que mis hombros se me subieron hacia la altura de la quijada y los brazos torcidos, me acosté y al otro día amanecí bien, al otro día se me iban la piernas para un lado las manos se me torcían, a veces me daba dolor a veces no. Me quedaba una semana en cama, me recuperaba y todo normal, a veces se me torcían las manos, las piernas, los hombros y por  supuesto  el estomago que eran dolores horribles, en transcurrir los meses un día volví a sentir esa sensación tan extraña en mi cuerpo y me acosté  al rato me quise levantar y no pude, me había paralizado de la cintura hacia abajo yo asombrada no tenia dolor sino que solo no podía mover mis piernas, espesaron hacerme estudio los médicos y no sabían lo que tenia, al pasar los días no tenia fuerzas en los brazos y en el habla, también respiraba con dificultad, bueno me pusieron tratamiento y mejore, un día la reumatóloga me diagnostico que me había dado el síndrome de William Barre y a causa de eso me dio fibromialgia y osteoporosis. 

Hicieron un servicio cristiano en la casa de mi mama, en ese entonces yo vivía allí y muchos amigos de iglesia y familia oraron por mi y mejore pero no me curaba del todo, no estaba  firme con el Señor, claro, empecé a caminar, a los dos meses, pero seguía todo mi cuerpo torcido, pasaron los años y en diciembre de año 2016 dure 25 días en cama, me tomó toda la cara, estaba tranquila y empecé a notar que mis párpados se me habían pegado, los pómulos se me habían caído, tenía la cara como decirlo, así derretida, era algo tan extraño que mi esposo al verme llamo a mi familia, todos asombrados no podía abrir mis ojos y en muchas ocasiones se me torcían las manos y tenían que darme la comida ya que no podía ni ver, luego de eso haces dos meses fueron los mas terrible porque a veces no soportaba el dolor en el cuello columna que parecía que se me estaba abriendo. Me colocaban vitaminas y relajantes musculares pero aliviaba un poco entonces empecé a paralizarme el cuerpo completo y habían días que no hablaba y si hablaba no se me entendía mucho, baje de peso también, me atacaba el estomago, ya estaba resignada que no iba a mejorar y le oraba mucho al Señor y le dije, si es tu voluntad llevarme hazlo, sino haz algo Señor, le pedía con todo mi corazón, mi alma ya, yo estaba firme y un día mi hermano me trajo a mi casa al pastor evangelista Luis Piñero, el llego y me oro y al instante recibí del Espíritu Santo y fui sana en el nombre de Jesús,  eso ocurrió el día 15 de octubre de 2017, hoy en día soy una mujer sana tranquila y feliz, tengo a Jesús y el Espíritu Santo en mi corazón y estoy totalmente sana. La gloria sea para Dios. No dudes de su poder, el es real y para el Señor nada es imposible.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018
Iglesia El Poder del Evangelio