sábado, 1 de julio de 2017

7 Oraciones Sencillas Diarias Dia 6

"Unifica mi corazón para temerte"


“…unifica mi corazón para que tema tu nombre” (Salmos 86:11, LBLA).

Nuestros corazones pecadores tienden a dividirse, no a unificarse. Nuestro ser interno resuena cada vez más con el corazón de Dios, pero los deseos e impulsos rebeldes siguen permaneciendo mientras vivimos. Ser cristiano significa estar mortificando el pecado, lo cual significa que el pecado debe estar todavía para poder ser eliminado.

Propenso me siento, oh Señor, a vagar.
Propenso a mi Dios dejar de amar.
Tómalo y séllalo, aquí está mi corazón,
Séllalo por las cortes que están bajo tu bendición.

Si dejamos nuestras almas en piloto automático, nunca se moverán hacia Cristo, sino en miles de otras direcciones. El pecado remanente divide nuestra atención y afecto. Debe ser nuestra oración frecuente el que Dios nos libere de ese tipo de división espiritual y que unifique nuestros corazones en Él.
 

Salmos 86:11Reina-Valera 1960 (RVR1960)

11 Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad;
Afirma mi corazón para que tema tu nombre.
 

Romanos 8:13Reina-Valera 1960 (RVR1960)

13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

1 Juan 1:8Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

Marcos 3:24Reina-Valera 1960 (RVR1960)

24 Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer.
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.
 

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018
Iglesia El Poder del Evangelio