jueves, 26 de marzo de 2015

LIBERTADO POR EL ESPÍRITU SANTO


Nohemi Mercedes Piña estaba desconcertada por la  situación de su hijo Juan José Faria adolescente de 16 años padecía.

Desde hacía 4 meses su hijo Juan comenzó a presentar un cuadro convulsivo que le hacía perder el conocimiento, mas de 6 veces repetidamente las convulsiones visitaron su vida. Fue entonces que la madre del joven decidió llevarlo a los mejores especialistas donde le practicaron diferentes exámenes y estudios como tomografías, resonancias, entre otros, dando siempre diagnósticos positivos, donde decían que su cerebro estaba normal. Sin explicación los médicos decidieron que el adolescente debía tomar medicamentos de por vida.

Un día la conducta de Juan empezó a cambiar, se desmotivo en sus estudios, su mente comenzó a ser perturbada por pensamientos de suicidios, ligado a esto empezó a sentir presencias demoniacas. Sentía que algo lo vigilaba, lo tocaba, y lo perturbaba. Una mañana después de levantarse presento una molestia en su espalda como ardor, su madre al revisar su espalda había un escrito que decía MALDITO, era una marca en su piel, impresionados por la situación decidieron llamar a los Pastores de la Iglesia El Poder del Evangelio, los cuales se trasladaron a la casa del joven, ubicada en la Salina del Sur, Los Puertos de Altagracia, Municipio Miranda, del Estado Zulia.

Una vez en el hogar de Nohemi empezaron las asesorías y consejerías para luego hacer la liberación, terminando la oración el joven Juan escucha una voz que le dice te odio por haberlos traído.

Desde ese día el espíritu Santo trajo Libertad y Liberación a la vida del joven Juan Faria, dejando inmediatamente de tomar los medicamentos.
Actualmente el Joven Juan Faria y su Madre viven en paz y sirven al Señor en nuestra Iglesia El Poder del Evangelio.


Toda la Gloria Sea para Dios! Amen… 

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018

Campaña de Sanidad y Liberacion Octubre 2018
Iglesia El Poder del Evangelio