La Salvación

2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

La Oración

Es una conversación o un dialogo de nuestro Espíritu con Dios. Es la comunicación directa de nuestro Espíritu con el Padre Celestial. Juan 4: 23-24.

El Testimonio

La palabra testimonio viene del griego mártir («μάρτυρας», «testigo») que hace referencia a quien da fe de algo debido a que lo ha vivido o presenciado.

Principio de Siembra y Cosecha

“Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón” (Mateo 6:21).

domingo, 7 de julio de 2019

Invitacion a la campaña Evangelistica Internacional



Gran Campaña de Salvación, liberación y Sanidad, Los dias 27 y 28 de julio a las 5:30pm. Lugar: Diagonal a la iglesia El Poder del Evangelio (antiguo Zapato grande) al lado de la cancha clud de leones. Venezuela, Estado Zulia, Los Puertos de Jesucristo.


ALGO BUENO VIENE

sábado, 8 de junio de 2019

7 cosas que la Biblia dice acerca de la crianza de los hijos (7)




Hace varios años, entramos en el llamado de Dios para hacer crecer nuestra familia a través del cuidado de crianza sustituta y la adopción. Sabíamos que sería difícil, pero estábamos listos para ser las manos y los pies de Jesús para las familias en momentos de necesidad. Estábamos listos para cambiar el mundo. Lo que no nos dábamos cuenta en ese entonces, era lo mucho que Dios cambiaría nuestro mundo.
La gente a menudo nos dice lo especiales que somos por hacer esto. Pero déjeme decirle un secreto: los padres sustitutos no son especial. Estamos destrozados; nos equivocamos, gritamos, y sin duda, no tenemos todo en orden. Simplemente somos personas que caminan en fe y nos sumergimos en el desastre. Lo que es especial, sin embargo, es lo que Dios hace cuando somos obedientes.
Hemos visto a Dios aparecer una y otra vez en los últimos años como una familia sustituta, moviendo más montañas de las que recordamos que lo haya hecho antes. Cuando pensábamos que no había esperanza para la relación de un niño con sufamilia biológica, Dios apareció. Cuando tuvimos que decir adiós a algunos de los niños que acogimos, Dios apareció. Cuando pensamos que no podríamos hacerlo otro día más, Dios apareció.
Este viaje también nos ha ayudado a entender más claramente cómo Dios nos ve. Así como damos la bienvenida a los niños que están sufriendo a nuestro hogar, Dios nos ha dado la bienvenida a su familia. Él es nuestro Padre Celestial y nuestro defensor. Él no se preocupa de cuáles son nuestros problemas, los pecados que hemos cometido, o las cosas en las que no estamos a la altura. Si nos acercamos a Él, Él nos abraza como un padre, nos ama incondicionalmente y nos llama Sus hijas e hijos.
Si se siente inadecuado, si se siente como si está enfrentando circunstancias imposibles, o incluso si simplemente no está seguro de lo que debe hacer a continuación le animo a buscar a Dios y dar un salto de fe. La gente puede creer que está loco. De hecho, puedo garantizar que lo harán. Pero también puedo garantizar esto: Dios ya le está persiguiendo. Y Él tiene un plan para su vida que va más allá de lo que puede imaginar hoy en día.
Taylor Ketron
YouVersion Administrator

Salmos 68:5
5Padre de huérfanos y defensor de viudas
Es Dios en su santa morada.

viernes, 7 de junio de 2019

7 cosas que la Biblia dice acerca de la crianza de los hijos (6)



Estuve en labor de parto por 60 horas. 60 horas largas, dolorosas y llenas de ansiedad. Algunas mujeres se quejan de cuánto tiempo pasaron en labor de parto, y otras usan esa duración como una insignia de honor. Podría decir que soy más de este último grupo porque me enorgullece cada momento agotador. 
Pero el orgullo que sentí desapareció de inmediato en el momento en que mi hijo comenzó a llorar en medio de la noche, horas después de nacer. “¿Qué significa este grito? ¿Tiene hambre? ¿Cómo sé cuánto necesita? ¿Necesita algo más? Donde está la enfermera?!?
El encuentro con mi hijo me trajo una gratitud inexplicable por el regalo de su vida. Pero, casi justo detrás de ese sentimiento de gratitud insuperable, surgieron oleadas de duda, miedo e incompetencia. Como una madre completamente nueva, me sentí mal preparada y no equipada para abordar la maternidad. 
A decir verdad, ese sentimiento realmente no ha desaparecido desde entonces. Pero confío plenamente en que lo que dice la Biblia es verdad:
Si necesita sabiduría, pídale a nuestro Dios generoso, y Él se la dará. Santiago 1: 5
Dios me mostró un nuevo nivel de Su generosidad con el regalo de un niño, y la novedad de la temporada me posicionó para pedir humildemente a Dios sabiduría. Él ha sido tan fiel en guiar mi crianza con Su sabiduría cada vez que acudo a Él con un espíritu enseñable y rendido a Él. 
Espero que conozca el recurso que tiene en Cristo. El quiere continuar derramando Su generosidad sobre usted en las maneras en que cría a sus hijos. Él quiere, más que lo que usted quiere, que su hijo lo conozca, lo ame, le sirva y sea guiado por él. Él es sabio y generoso, y está dispuesto a abundarle en ambos. ¿Está listo para abrazarlos? 
Vaya a nuestro Dios generoso y pida sabiduría mientras navega por los desafíos de ser padre. Él está listo para darsela. 
Jessica Penick
Gerente de Contenido, YouVersion
Santiago 1:5
5Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

jueves, 6 de junio de 2019

7 cosas que la Biblia dice acerca de la crianza de los hijos (5)



Todos queremos niños bien educados, ¿verdad? A veces, lo que queremos decir con esto es que queremos que nuestros hijos parezcan bien comportados ante los demás. Puede significar que no haya rabietas o juegos bruscos, o puede significar decir “por favor” y “gracias” en los momentos apropiados. Ahora que mis hijos son cada vez mayores, yo he empezado a preguntarme si el trabajo que he hecho para hacerlos brillar en el exterior les está haciendo mejores en el interior.

En dos cortos años, mi hija mayor se irá a la universidad. Odio admitirlo, pero no estaré allí para asegurarme de que esté haciendo todo bien. Por lo tanto, estoy haciendo lo que puedo ahora para asegurarme de que oirá mi voz en su cabeza más tarde, durante esos momentos en los que luchará por hacer lo correcto. Mejor aún, ¿y si es la voz de Dios la que oye? Porque Él siempre estará ahí—aun cuando yo no pueda estar.

La mejor manera de asegurarse de que los niños reconozcan la voz de Dios es enseñarles Su Palabra, pero no simplemente recitarles a ellos—o incluso enseñarles a recitarla—no’será suficiente. Si desea ver a sus hijos transformados por el poder de la Palabra de Dios’, entonces ellos deben ver cómo funciona en usted—realmente afectando el curso de su vida y las decisiones que toma a diario. Hable de ello alrededor de la mesa. Tráigalo a colación en el coche. Casualmente déjelo caer en conversaciones con otros. Ayude a sus hijos a ver claramente cómo la voz de Dios’y Su Palabra afectan cada área de su vida. 

Al mismo tiempo, ayude a sus hijos a experimentar la Biblia por sí mismos asumiendo el papel de entrenador. Es importante que aprendan a leer la Biblia y escuchar al Espíritu Santo por su propia cuenta. Ayúdelos a elegir un Plan Bíblico y luego haga un seguimiento con sus preguntas. Aquí están algunas sugerencias de cosas que se puede decir para iniciar la conversación: 

¿Qué es lo mejor que has leído en la Biblia esta semana?
¿Has leído algo que no entendiste?
¿Hay algo de lo que leíste de lo cual quieres saber más?
¿Qué es lo que Dios te dice a través de lo que has estado leyendo?
¿Qué es algo que puedes cambiar en tu vida como resultado de lo que has leído?
Como padres, estamos trabajando junto con el Espíritu Santo para enseñar a nuestros hijos acerca de Dios y su reino. Confíe en Él para completar su transformación interior. Él los ama más de lo que nunca lo haremos.



Michael Martin

Desarrollador Web YouVersion

Salmos 119:9
9¿Con qué limpiará el joven su camino?
Con guardar tu palabra.

miércoles, 5 de junio de 2019

7 cosas que la Biblia dice acerca de la crianza de los hijos (4)



La paternidad es dura, simple y sencillo. Es fácil para nosotros recordar con cariño a nuestros niños que crecen—lo pequeños que solían ser, y lo hermosos que eran, pero es mucho más difícil recordar la bendición que eran en un martes cualquiera por la noche cuando estaban gritando en la esquina, ¡o cuando teníamos que cambiar lo que parecía ser el milésimo pañal del día! 

Pero, aun a través del estrés de los padres, 1 Tesalonicenses 5: 16-18 puede ayudarnos a ver con claridad y tener una perspectiva nueva en estos tiempos locos. 

Siempre estén gozosos

No se desesperen en esos momentos difíciles. Recuerde que ser padre es una vocación noble y digna, un privilegio que Dios nos ha dado, y que vamos a ver los frutos de ello algún día, incluso si no lo siento hoy en día. Abraze el hecho de que Dios nos dio este honor.

Nunca deje de orar

No hay nada que nuestros hijos necesiten más que la presencia de Cristo en sus vidas. Por lo tanto, lo más importante que podemos hacer como padres es bañar a nuestros hijos con oración. 1 Tesalonicenses 5:17 nos dice que debemos ser persistentes en la oración durante todo el día—incluso cuando parece que todo está girando a nuestro alrededor. 

Estar agradecido

Estar agradecido por nuestros hijos es fácil algunos días y mucho más difícil otros días. Pero en esos días difíciles, recuerde que no está solo. Cuando usted siente que se está quedando vacío, es uno de los mejores momentos para ir a Dios en oración. Pídale que renueve su alegría y agradézcale por sus hijos. Él puede y le dará la fuerza, la alegría y la gratitud que necesita. Y si aprendemos a apoyarnos en Dios en los días difíciles de la crianza, no podremos dejar de agradecerle por nuestros hijos!

Casey Case

YouVersion Support Leader

1 Tesalonicenses 5:16-18
16Estad siempre gozosos. 17Orad sin cesar. 18Dad gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

martes, 4 de junio de 2019

7 cosas que la Biblia dice acerca de la crianza de los hijos (3)




Soy la menor de dos hijas en mi familia, así que mi infancia estuvo llena de muñecos que tienen fiestas de té, cocinar en nuestra cocina de juguete, y jugar a disfrazarse—todo bastante tranquilo, con buenos modales, y actividades seguras. Ahora, como madre con dos hijos menores de cinco años, mi casa no se parece en nada a mi propia infancia. Orar por mis hijos se ha convertido en una parte necesaria de mi viaje por la maternidad, principalmente a causa de la energía de mis hijos. Como mi suegra me advirtió acerca de la vida con solo niños, ¡eventualmente conoceré a las enfermeras en la sala de emergencias por su nombre de pila!

No creo que jamás hubiera imaginado que a sólo unos pocos años en esta aventura ya habría visto al mayor caer sobre su cara (en última instancia condujo a un tratamiento de canales) y luego, sólo un año más tarde, verlo caer sobre su cabeza (resultando en tres grapas). Tampoco podría haber imaginado a mi bebé de 10 meses sometido a una cirugía por una afección con la que nació. Cada situación ha estado completamente fuera de mi control. No hay nada que haya podido haber hecho para evitar que cualquiera de esas cosas sucediera—una realización que me hizo arrodillarme en oración por mis hijos.

Como padres, nuestros hijos son regalos de Dios a los cuales hay que proveer, proteger, mostrar el amor y la gracia de Jesús, y prepararlos para su propio viaje por la vida. Ni sus circunstancias cotidianas ni el curso general de sus vidas son cosas en las que  podremos decidir—o sobre las cuales tengamos algún control. Y así que, ¿qué nos queda hacer a nosotros como padres al final del día, cuando hemos derramado hasta la última gota de energía en criar niños amables, respetuosos, que honran a Dios y los hemos mantenido sanos y seguros? Podemos llevar nuestras preocupaciones, nuestras dudas y nuestras expectativas no cumplidas a Dios, agradecidos que No tenemos que estar en control.

Que nunca nos cansemos de orar por nuestros hijos y sostenerlos con las manos abiertas a través de la confianza y la fe en nuestro Creador que ama a nuestros hijos más de lo que nosotros podríamos jamás y los tiene en Sus manos todopoderosas. 

Lisa Gray

Gerente de Localización, YouVersion


Judas 1:20
20Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo,

lunes, 3 de junio de 2019

7 cosas que la Biblia dice acerca de la crianza de los hijos (2)



Era junio de 2010, y mi esposa y yo estábamos a punto de tener nuestro primer hijo. Estábamos cenando con mi papá, así que decidí pedir que me instruyera con algo de sabiduría. Le pedí a mi papá que me diera el mejor consejo de crianza que tuviera nacido de sus décadas de crianza.

Pensó por un minuto, y luego me dio una analogía que nunca olvidaré. Mi padre dijo que la crianza de los hijos era como una balanza, no como en la que se pesa usted en el baño, sino como la que ve como un símbolo de justicia. Por un lado tiene amor; en el otro tiene disciplina. La aplicación de uno de ellos con demasiada frecuencia sin el otro es perjudicial para su hijo. 

Mi papá continuó explicando que cuanto más amor le muestre a su hijo, más aceptarán su disciplina. Y, cuando le aplica más disciplina, también debe hacerle saber cuánto le ama. Demasiado amor sin disciplina puede hacer que un niño se eche a perder, y demasiada disciplina sin amor puede dañar emocionalmente a un niño y alejarlo.

Desde aquella noche, yo he pensado a menudo sobre la correlación entre la corrección y el amor. Creo que los padres a menudo se sienten mal cuando disciplinan a sus hijos. Definitivamente no es divertido hacerlo. Es duro, pero es bueno. Por lo tanto, lo aliento a usted a que aplique niveles de disciplina apropiados a sus hijos para que sepan que usted los ama y se preocupa por ellos.

Así como amamos a nuestros hijos y necesitamos disciplinarlos, nuestro Padre Celestial ama a Sus hijos y los disciplinará. Si ha aceptado a Cristo como su Señor y Salvador, entonces Dios es su Padre. Ha sido adoptado en Su familia.

Brad Belyeu
Ingeniero, YouVersion 

Proverbios 3:12
12Porque Jehová al que ama castiga,Ap. 3.19.
Como el padre al hijo a quien quiere.He. 12.5-6.

domingo, 2 de junio de 2019

7 cosas que la Biblia dice acerca de la crianza de los hijos (1)



Colgamos este verso en la habitación de nuestro hijo antes de que lo lleváramos a casa del hospital, y lo vemos cada noche, cuando lo arropamos allí. Es un gran recordatorio de la vocación y la responsabilidad que Dios ha puesto en nosotros como sus padres.

Como padres, tenemos la responsabilidad principal de construir los cimientos de la fe para nuestros hijos. Nos guste o no, estamos pintando un cuadro de fe para nuestros hijos todos los días. Cada palabra, cada acción y cada reacción es una pincelada. Pintar una imagen perfecta puede parecer una osadía para vivir en la vida cotidiana de la crianza de los hijos. Ya sea que estés en medio de noches de insomnio con un bebé, sobreviviendo a los desafíos del entrenamiento para ir al baño, administrando tareas y actividades escolares, o entregándoles las llaves del auto, la crianza de los hijos es un trabajo difícil. Debemos recordar que Dios no espera que hagamos esto por nuestra cuenta— ¡Ama a nuestros hijos más de lo que jamás podríamos hacerlo nosotros! 

Aquí hay dos maneras simples de encausar a sus hijos hacia Dios.

1.  Ora con y por tus hijos. Todos los días. Para construir una base de fe para tus hijos, la oración constante es esencial. Ora con y por tus hijos. Todos los días. Nunca dejes de orar por tus hijos. No permitas que sus circunstancias actuales ensombrezcan el poder de Dios. Incluso si tu hijo actualmente está huyendo de Dios, Él siempre está solo a una oración de distancia de ellos. La oración puede cambiar todo.

2.  No lo hagas solo. Dicen que criar hijos ocupa un pueblo. Necesitas a las personas en tu vida para ayudar a orientar a tus hijos en la dirección correcta. Asistan a la iglesia en familia. Sirvan en la iglesia como familia. Únanse a un pequeño grupo que esté lleno de personas en las que puedas apoyarte durante las diferentes temporadas de crianza. Todos necesitamos una comunidad, y es crucial para ti y tus hijos tener relaciones sólidas, basadas en la fe.

Nunca es demasiado tarde para comenzar a invertir en la fe de tus hijos. Tampoco es demasiado pronto para empezar. Establece la trayectoria de la fe para tus hijos y comienza a encausarlos hacia Dios ahora.

Todd Dobberstein
Gerente de Productos, YouVersion

Proverbios 22:6
6Instruye al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.


sábado, 18 de mayo de 2019

El propósito eterno y los hijos de Dios (Final)

plan-image


La vida eterna es una persona: Cristo


4. Establecer el dominio eterno

El único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén. El sacerdocio eterno es de todos. Tenemos diferentes funciones, pero todos los hijos de Dios pertenecemos a ese sacerdocio. Hagamos consciencia en las personas y realicemos de manera diferente todo, para que puedan entender que la obra del ministerio se realiza en la función y asignación que Dios dio. Si es un obrero, empresario, profesional o demás funciones, están en función del propósito eterno del Padre.

Ellos son los que van a hacer la obra del ministerio, el problema es que por años nos heredaron un modelo sacerdotal católico, donde se separó lo secular de lo espiritual. El ministerio debe ser entendido y las personas deben recibir una capacitación para que sean reales evangelistas, pastores, maestros, profetas y apóstoles, que realicen la asignación donde Dios los colocó. 

Debemos romper el modelo de los escogidos, «que son los ungidos». La unción no es una cosa, sino una persona: Cristo. Todos tenemos la misma medida de Cristo y su dimensión, se debe desarrollar. El modelo es un cuerpo, donde cada uno hace una función importante y vital dentro del desarrollo del propósito del Padre.

5. Administrar el pacto eterno 

Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno. Para llevar a cabo correctamente la manifestación del propósito eterno, tenemos que administrar correctamente el pacto eterno.

El nuevo pacto es eterno, siempre existió. Había hombres que estaban físicamente o cronológicamente en el antiguo, pero operaban en el kairos del nuevo. El nuevo pacto no tiene nada que ver con el tiempo, porque es eterno. Hay hombres que están parados en el tiempo del nuevo pacto operando en la realidad del antiguo, no tiene que ver con el tiempo, sino con el espíritu que cargas.

6. Disfrutar del reino eterno

Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

7. Echar mano de la vida eterna 

Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. Tengamos en cuenta que El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. La vida eterna es una persona y necesitamos usar la vida eterna. Necesitamos cambiar la manera y dinámica de aquello que hacemos hasta que Cristo sea todo en todos. 

1 Timoteo 6:16
16el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.
Hebreos 13:20
20Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno,
2 Pedro 1:11
11Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.
1 Timoteo 6:12
12Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.
1 Juan 5:12
12El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

viernes, 17 de mayo de 2019

El propósito eterno y los hijos de Dios Día 7

plan-image

Eres el lugar santísimo 


El orden de Melquisedec del sacerdocio eterno, no tiene genealogía. Eso era inusual, porque en el orden del antiguo pacto, todo era basado en la genealogía. La familia y la descendencia de dónde provenía el sacerdocio era importante, tenía que presentar sus credenciales para ser un sacerdote porque pertenecía a la tribu de Leví. 

En el orden de Melquisedec nuestra procedencia terrenal no tiene ninguna importancia. Melquisedec no se presentó con nombres delante de Abram para mostrar que era legítimo. Abram vio a Melquisedec, reconoció que era un sacerdote y se sometió a él. Debemos entender que nuestra seguridad no está en quienes somos según los hombres, sino la identidad en Dios. Debemos saber que somos de procedencia divina, que salimos, fuimos escogidos y predestinados por Dios. Hacemos lo que Dios nos dijo, por tal motivo nuestra genética natural no gobierna lo que realizamos. Los pensamientos naturales y la cultura donde vivimos no gobiernan lo que hacemos.

El orden al que pertenecemos no tiene altar, utensilios, aceites, pañuelos, manos ungidas, aguas milagrosas ni ninguna de esas cosas, sino Palabra que bendice a las personas, que los afirman en la verdad presente y declaran aquello que Dios dice. Operamos en el orden de Melquisedec no un día del año, sino por siempre, estas allí permanentemente, tienes la luz del Espíritu, la vida de Dios y su gloria. No operas desde el lugar santísimo, eres el lugar santísimo. 

Como la iglesia opera en el sacerdocio eterno, es tiempo de cambiar el concepto que tenemos de ella. La iglesia no es un grupo religioso que se reúne cierto día de la semana para hacer actividades religiosas. La definición de iglesia es, una agencia de reconstrucción de personas, familias y sociedades. La iglesia es una agencia espiritual, pero con una función terrenal. La iglesia es la embajada del reino de Dios en la Tierra. La iglesia es la expresión de Dios en la Tierra. La iglesia es la responsable de reproducir el propósito eterno de Dios. La iglesia es la que determina el estado y la condición de cada nación, no son los partidos políticos. La iglesia es la canalizadora de los recursos divinos para redimir la creación. La iglesia es la portadora del único mensaje de buenas noticias para el destino del mundo. La iglesia es la encargada de enseñar a las naciones para que vivan correctamente. La iglesia es la agencia de beneficencia pública más importante que debe tener el planeta. La iglesia es la escuela integral para el propósito del éxito del hombre. La iglesia es la agencia internacional de inteligencia y sabiduría divina. 

Nuestra función es perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. No somos llamados a hacer la obra del ministerio, sino a perfeccionar a los santos para que lleven a cabo el propósito. La obra del propósito es que Cristo sea todo en todos, eso lo logran los santos. Perfeccionamos a los santos para que hagan la obra del ministerio. La obra del ministerio no es llevada a cabo en el ámbito eclesiástico. La obra del ministerio es lo que hacen los santos todos los días de su vida en el entorno donde se mueven, por tal motivo necesitamos cambiar el énfasis y consciencia del ministerio.

Hebreos 5:6
6Como también dice en otro lugar:
Tú eres sacerdote para siempre,
Según el orden de Melquisedec.

Hebreos 5:10
10y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.

Hebreos 7:1
1Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo,

Hebreos 7:11
11Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?

Páginas vistas en total