martes, 15 de mayo de 2018

La vida en espiritu día 3

El postrer Adán es espíritu vivificante

El primer hombre, Adán, llegó a ser un alma viviente y el postrer Adán, Cristo, es espíritu vivificante. Uno es alma viviente y el otro, espíritu vivificante. El primer hombre, el terrenal, el segundo hombre, el celestial; así como es el terrenal así son los terrenales, así como es el celestial son los celestiales. El problema que existe, es la naturaleza que cargamos. Porque la naturaleza determina las acciones y la esencia. Como seres humanos, la naturaleza es diferente a la del mundo animal. Las diferentes especies del reino animal, realizan su comportamiento según su naturaleza. Las aves vuelan, y comen diferente a los felinos, se mueven diferente porque su naturaleza, determina su accionar.

Solo hay dos tipos de seres humanos, pueden tener una de dos naturalezas. Por un lado, aquellos que caminan, que piensan, que actúan, según la naturaleza de Adán. Debemos saber que todos los seres humanos nacimos con esa naturaleza, es algo que vino con nosotros. Nacimos con tendencia al pecado, nos lo heredó el primer hombre, llamado Adán. Adán se separa de su comunión con Dios y todos sus hijos nacimos con esa naturaleza, con muerte en el espíritu. Pero no todos tenemos esa naturaleza. Esa naturaleza, es la única de la creación que puede cambiar, y esto, solo por un acto de Dios directamente.  

Por otro lado, Jesucristo, el segundo Adán, vino en forma de hombre, aunque nació de su madre María, no es producto de sus padres. Jesús nace como el modelo de una nueva creación en la tierra. Jesús es un nuevo hombre, que no camina como Adán, no piensa como Adán, no tiene los mismos deseos pecaminosos como Adán; porque es un espíritu que tiene vida, María le dio un cuerpo a Jesús, pero el espíritu que está en Él, es el Espíritu de Dios. 

Cuando creímos en Cristo, el mismo espíritu de Él, se depositó en nosotros y en ese momento Dios cambió nuestra naturaleza. Dejamos de tener la naturaleza de Adán y comenzamos una vida en el espíritu, que ahora habita en los que creemos en Él. Las enseñanzas de Pablo, están encaminadas a desarrollar esa nueva naturaleza en cada hijo de Dios.  

1 Corintios 15:45 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.

1 Corintios 15:46-48 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

46 Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual.
47 El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.
48 Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total