jueves, 14 de septiembre de 2017

Desarrollo de la autoridad en el Reino de Dios día 1


“Dios es la fuente de toda autoridad”

La Biblia establece sin discusión alguna, que Dios es el origen de toda autoridad y por lo tanto, es la fuente de autoridad en todo el universo, quien la delega al hombre para representarla y no reemplazarla. En otras palabras, podemos afirmar que Dios no solamente tiene autoridad sino que Él mismo es autoridad.

El significado de la palabra autoridad, nos ayuda a entender esta verdad. El vocablo primario de autoridad, viene  de aute, palabra griega, cuya traducción al español es auto, que significa propio, intuitivo, reflejo inconsciente. Así que, auto, es algo no forzado, natural, que hace cosas de manera natural, sin tener que pensar en ello.

Igualmente, de aute se deriva la palabra autor, o sea el hacedor de cualquier cosa, creador, progenitor, aquel que causa algo, la fuente de algo, fundamento que mantiene todo junto, cimiento.

También la palabra autorotasitis proviene de la misma raíz y quiere decir, alguien que se rige en sí mismo, autosuficiente en sí mismo.

Estos términos corresponden a Dios, ya que Él es su propio autor y autosuficiente en todo. Cuando hablamos del reino de Dios, estamos hablando, del ámbito donde la autoridad soberana de Dios se establece y cumple sin interrupción alguna, en la vida y ambiente de todos los que la cumplen se manifiesta lo bueno, agradable y perfecto. Entonces, autoridad es la responsabilidad de quienes gobiernan en el reino.

La Biblia es un libro de gobierno, que establece la legalidad de la autoridad transferida por Dios, para su ejercicio correcto, a fin de traer justicia y orden.

El mundo secular y el religioso tienen sus propios conceptos de la autoridad. En el reino de Dios, el concepto de la autoridad es sui generis. Hay un propósito para esa autoridad y un poder correlacionado.

El reino es dinámico, no estático; por lo tanto, se desarrolla y mantiene por la preservación de leyes, principios y valores que lo gobiernan, y uno de estos fundamentos vitales es la autoridad.

Todas las leyes que creó Dios, el hombre no las puede cambiar jamás. La clave de la vida es entender las leyes y principios, que gobiernan su diseño. Todo lo que Dios creó, funciona de acuerdo con leyes; su cuerpo, el mar, la tierra, el universo. 

Autoridad, es uno de los conceptos más complejos para entender; tanto líderes como seguidores, son víctimas de su  incorrecta comprensión.


Romanos 13:1-2Reina-Valera 1960 (RVR1960)

13  Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.
De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.
Reina-Valera 1960 (RVR1960) Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total