martes, 18 de julio de 2017

El llamado de Dios Día 3

“Distintivos ministeriales”

No podemos decirte dónde ir, cuándo salir, o cómo vas a llegar, pero los siguientes seis aspectos, son distintivos ministeriales que caracterizarán, la disposición de tu jornada de fe.

1. Centrado en la Palabra. Creemos que la autoridad de la Escritura marca nuestra forma de vivir, 2 Timoteo 3:16-17.

2. Espíritu dispuesto. Damos tiempo a Dios para el trabajo espiritual en nuestro carácter y circunstancias, 1 Tesalonicenses 5:23.

3. Orientado al don. Dios anima a todas etnias, niveles económicos, sexos, y edades a involucrarse en su Reino usando sus talentos naturales y dones espirituales, 1 Pedro 4:10,11.

4. Basado en la fe. Dios instaló en nosotros la habilidad de confiar en Él, 2 Corintios 5:7.

5. Impulsado por la visión. La visión es a donde tú vas y a quién estás llevando contigo, Romanos 1:16,17.

6. Provisión sobrenatural. El campo es el mundo. Si vas en lugar de quedarte por ahí, Dios te proveerá. Lo que Dios provea, será suficiente, Mateo 20:6-16.

La Palabra y el Espíritu de Dios, los dones repartidos por Espíritu Santo, fe, visión y su provisión, darán forma a nuestra dirección del “otro lado”.  ¿Dónde es el otro lado para ti, hoy? Desarrolla un objetivo de vida. Hace varios años, con un grupo de amigos, desarrollamos objetivos de vida, como vimos que Dios nos guiaba. Es difícil imaginar realizar algo, sin un objetivo claro. Mi objetivo de vida desarrollado, está en esta declaración: “Conocer a Cristo y darlo a conocer, por medio de  amar, ganando y entrenando hombres y mujeres tan rápido como sea posible, en orden de ayudar a cumplir la Gran Comisión.”

Pablo declaró su objetivo: “Nosotros lo proclamamos, amonestando y enseñando a cada uno con toda sabiduría, para presentar a cada uno completo en Cristo”, Colosenses 1:28.

En oración, comienza a pensar, a qué quieres dedicar tu vida. Comienza escribiendo algunos pensamientos. Ora sobre esos pensamientos y palabras, cuidadosamente, considerando lo que Dios te muestra. Escribe tu objetivo de vida, míralo con perspectiva eterna, porque la fe y el tiempo están ligados.

Puedes comenzar, con metas a corto plazo como, las profesionales, espirituales, relacionales, financieras o morales. Cualquiera sea la meta, comienza hoy.  Te animo a escribir tus metas a corto plazo, realiza una pequeña lista (3 o 4 cosas) y pon una fecha, para cuándo vas a realizar cada meta en esa área de tu vida. Comienza a considerar tu objetivo de vida. Ora, y escribe la convicción de tu corazón con la guía de la Palabra, presenta tus metas y objetivo de vida a tu pastor o maestro en tu congregación, para que te apoye en este hermoso proceso de crecimiento.

Hebreos 11:1-2Reina-Valera 1960 (RVR1960)

La fe

11  Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.

Hechos 17:24-31Reina-Valera 1960 (RVR1960)

24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas,
25 ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas.
26 Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación;
27 para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros.
28 Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.
29 Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres.
30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;
31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

2 Tesalonicenses 3:5Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Y el Señor encamine vuestros corazones al amor de Dios, y a la paciencia de Cristo.
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.



Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total