viernes, 29 de mayo de 2015

Ejemplos de oraciones en la Biblia



 Iglesia el Poder del Evangelio

(La Iglesia donde se salvan, Sanan, Reconcilian y Discipulan)



Oración de Jabes por bendición

Invocó Jabes al Dios de Israel diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó DIOS lo que pidió. 1 Crónicas 4:10

Oración de Ana por un hijo 1 Samuel 1:11,19-20

Oración de Ezequías por sanidad Isaías 38:1-5

Oración de Salomón por sabiduría 1 Reyes 3:5-10, 2 Crónicas 1:11-12

Oración de Elías por resurrección del hijo de la viuda 1 Reyes 17:17-22

Oración de Elías por el triunfo sobre Baal 2 Reyes 18:36-38

Oración de Eliseo por vista para su siervo 2 Reyes 6:16-17

Oración de Josafat por protección 2 Crónicas 20:5-12,14-15,17

Oración de Daniel por revelación Daniel 2:23

Oración de David por justicia Salmo 9:19-20

Oración de Jonás por liberación Jonás 2:1-10

Oración de Jesús: alabanza por revelarse a los niños Mateo 11:25-26

Oración del Leproso por sanidad Mateo 8:2-3

Oración de Jesús en la tumba de Lázaro Juan 11:41-44

Oración de Jesús por sus discípulos Juan 17:1-26

Oración de Jesús para hacer la voluntad de su Padre Mateo 26:39, 42

Oración de Jesús por perdón Lucas 23:34

Oración de los Discípulos por valor Hechos 4:23-31

Modelo de Oración para los discípulos de Jesús Mateo 6:9-13

El Padre Nuestro no lo enseñó Jesús para que lo recitemos como enseña la tradición; esto es más bien un modelo a seguir, tomando en cuenta cada una de la partes que comprende la misma, en el momento en que vayamos a llevar nuestras peticiones al Padre.

Esta enseñanza la dio Jesús a sus discípulos cuando éstos reconocieron que no sabían orar. Al igual que ellos, tampoco nadie sabe hacerlo, por lo que terminó Jesús diciendo: “si ustedes siendo malos saben darle buenas cosas a sus hijos, ¿cuánto más su Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” [Lucas11:13] Solo con la ayuda del Espíritu Santo podemos orar al Padre, pues nosotros no sabemos orar como conviene. El Espíritu Santo mismo intercede por nosotros conforme a la voluntad de Dios. Ro .8:26-27

Si la oración es dirigida al Padre, se entiende claramente que son los hijos los que tienen tal privilegio. Todos los humanos somos criaturas de Dios, pero, aunque muchos no lo entiendan o no quieran aceptarlo, no todos son hijos. Solamente aquellos que hemos recibido a Jesús, los que creemos en su nombre, hemos sido hechos hijos de Dios. [Juan 1:12] Como resultado, al recibir a Jesús y convertirnos en hijos, somos sellados con el Espíritu Santo, quien está para ayudarnos en todo, especialmente, intercediendo por nosotros en la oración. Es el Espíritu Santo quien da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. Romanos 8:16

Por lo tanto, ayudados por el Espíritu Santo, oramos al Padre en el nombre de Jesús. Es Jesús el ÚNICO que puede darnos acceso para llegar al Padre. Ningún otro nombre tiene tal potestad. Dijo Jesús:

“De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, Él os lo dará” Juan 16:23


Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Páginas vistas en total